Cualquier tiempo pasado fue mejor (2a parte)…

Continuo con un tema que deje a medias, en el post “Cualquier tiempo pasado fue mejor (1a parte)“, porque para hablar de la vida necesito mucho más que unas cuantas palabras, pero poco a poco voy escribiendo mi enfoque personal para entender esto que es “todo”.

Estoy en unos días en que estoy muy tranquilo, sin ninguna preocupación en la cabeza, pero como siempre mi inconformismo no me deja alcanzar esa plenitud emocional, me quedo a las “puertas de la felicidad”.

Pero me paro a pensar, otra vez, si cualquier tiempo pasado fue mejor, aunque cada vez este menos de acuerdo con esta frase, sigo teniendo una pequeña espina que me hace dudar. Esta vez por una palabra clave que me desencaja, las oportunidades.

Me paro a pensar la cantidad de oportunidades que he tenido para ser la persona más feliz del mundo y me da miedo, no saber aprovechar ninguna de ellas el resto de tiempo que me quede. He tenido mil oportunidades, tanto en mi vida laboral, amorosa, familiar, mi tranquilidad, mi saber y siempre las he desaprovechado.

Aunque este seguro de encontrar la clave, y que esta sea estar predispuesto a aprovechar esas oportunidades que nos da la vida, estar en el momento y el sitio adecuado, y arriesgar, porque el que no arriesga nada consigue. Y si todo eso se da, lo más importante, dar el paso y conseguir lo que queremos. Lo más triste es que tenemos miedo al fracaso, a no conseguirlo, pero no nos damos cuenta de que si lo intentamos, tenemos una remota posibilidad, si no lo hacemos, el fracaso esta asegurado.

Quien me dice también, que si aprovechase esas oportunidades ahora me arrepentiría, que es la otra cara de las posibilidades. Esta claro que arriesgarse no siempre es lo mejor, pero pensar las cosas dos veces nos puede llevar a ver pasar las oportunidades delante de nuestros ojos y entender que es demasiado tarde.

Lo único que quiero conseguir con esto es algún día releerlo y acordarme, cuando haya dejado pasar la oportunidad de mi vida, que no fue la primera vez que lo hice, y quizás se me pase el malestar antes. Lo curioso de las oportunidades es que vienen cuando no las esperamos.

Pero por si fuera poco los engaños que nos trae la vida, es que cuando nos subimos a ese tren que solo pasa una vez, nos conformamos con ello, se hace algo natural, y dejamos de valorarlo, queremos más, le buscamos “la quinta pata al gato” y lo perdemos.

Soy consciente, nunca voy a aprender, ni yo ni nadie, porque cuando solo me quede un minuto, quizás vuelva a escribir un texto como este, o quizás, no tenga la posibilidad de hacerlo.

La vida tiene que ser así, difícil, porque sino, nos aburriremos de ella.

Articulos relacionados:

Anuncios

2 Responses to “Cualquier tiempo pasado fue mejor (2a parte)…”


  1. 1 jhero.e junio 30, 2008 en 7:43 pm

    es la primera vez que leo tu blog, lo encontre en google buscando un tema de anthony hamilton. Muy bueno.

  2. 2 Akon junio 30, 2008 en 9:08 pm

    que dificil es esto de la felicidad e? se puede hablar y leer muchisimo de ella, se puede teorizar toda una vida y no alcanzarla nunca.

    asi es la vida.

    saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: