Archivo para 31 marzo 2008

El tiempo se escapa de las manos…

Ultimamente estoy pensando demasiado en el tiempo, he hablado sobre el futuro, he hablado sobre el paso y hasta el presente, pero me he dado cuenta de que me falta una visión general sobre el tiempo.

En este tema he llegado a una conclusión casi antes de comenzar a reflexionar, cuanto más pasa el tiempo nos damos cuenta de la rapidez y la fugacidad de este, cada día que me hago mayor se me hacen mas antiguos los recuerdos quizás, del día anterior.

Es preocupante pero es así, no creo que nadie sepa valorar el tiempo como se podría, porque la misma sociedad te hace que seas así, que tengas una vida rápida y acelerada, que estamos aquí unos pocos años y cuando te des cuenta de que todo acaba, sera demasiado tarde.

Siempre pensamos en el futuro y hacemos planes, pero no pensamos en todos los momentos que podríamos haber vivido, ahora que tengo un trabajo, una vida estable y bastante más monótona que la que tenia antes, valoro mucho más aquellos momentos de inseguridad, sigo descubriendo la vida pero de otra manera, veo que cada vez me quedan menos cosas para “aprender a vivir la vida”, ahora solo me queda aprender sobre mi mismo, algo no tan interesante pero que me ayudara a llegar a la madurez y no morir en el intento.

El sentimiento quizás que más me provoca el paso del tiempo es resignación, porque de nada me va a servir ahora intentar recuperar el tiempo pasado, o intentar vivir el presente, porque no lo voy a aprender. Me tengo que resignar y pasar mi satisfactoria vida pero sabiendo que podría ser aun mejor.

No valoro el paso del tiempo porque siempre perderá el futuro, pero uno se da cuenta de que cada etapa tiene su lado bueno y su lado malo, ninguna es mejor o peor, cuando pasa el tiempo perdemos unas cosas y ganamos otra, la idea principal es disfrutar de cada una de ellas. Pero hoy hecho de menos cosas de mi adolescencia, cuando nada me preocupaba y vivía para hacer lo que quería, por lo que tuve que pagar, pero por lo que disfrute mucho.

No me arrepiento de nada, pero me da vértigo el tiempo, como ayer eramos unos chavales despreocupados intentar comernos el mundo, y hoy somos adultos con nuestras responsabilidades y vemos como el mundo nos come a nosotros.

saludos

Anuncios

Indescriptibles pero buenos…

Así es este grupo, Mattafix, tengo sus discos y son muy buenos, es una mezcla de muchos generos.

Este video es el tema Living darfur  de el album Rithms and hyms. Un video solidario de estos britanicos.

Prefiero vivir el presente…

 

Siempre he sido una persona a la que le gusta vivir el presente, tengo los píes en la tierra y en este momento, no vivo de recuerdos ni de el futuro.

No comprendo a la gente que esta todo el tiempo recordando lo que hizo o con anécdotas ya pasadas, eso no es más que una escusa que se pone el ser humano, como tantas otras dificultades que nos vamos poniendo nosotros mismos sin darnos cuenta por miedo a ser felices.

Una de mis mayores fobias es a las cosas viejas, no me gusta ver películas viejas, no me gustan ver fotos de hace años. Pero sobretodo que me suele pasar, que algunos temas que escuchaba bastante en alguna época determinada me trae a la mente siempre los momentos malos de esa época, por eso tengo que borrarlos.

Pero casi todos los recuerdos que tengo del pasado no me suelen gustar, aunque sean muy buenos, pero la gente es cambio, y el tiempo pasa, tenemos que vivir es día y disfrutarlo que cada momento solo pasa una vez, tenemos millones de posibilidades para hacer, para crear, para vivir y no nos vamos a centrar en algo que no podemos cambiar.

Me pasa también con el futuro, no me gusta hacer planes, más que nada porque todo cambia y nunca se acaban cumpliendo, pero principalmente porque disfrutamos más esperando a que llegue un momento, que cuando llega.

La gente suele pensar siempre que “cualquier tiempo pasado fue mejor” yo creo que no, para mi cada día que pasa me parece mejor y alucino más con las cosas que me pasan, descubro un poco más el mundo y es lo que finalmente me hace vivir.

El futuro que nos espera…

Ultimamente estoy pensando todo el día en el futuro, sera que tengo fobia al pasado pero me interesa tener una idea de como va a ser el día de mañana, y si tengo la suerte de llegar a el, compararlo con aquella imaginación.

El futuro que me imagino no es más que una suposición siguiendo el trayecto que sigue el mundo actual, siguiendo el camino que lleva esta sociedad. Este futuro hipotético no es el que yo quiero, es el que imagino que lamentablemente tendremos.

Este futuro seria algo no muy lejano, quizás dentro de 50 años, la sociedad seria algo totalmente distinto, las leyes no estiran, la moral tampoco, no existiría nada que nos dijese lo que tendríamos que hacer, pero esto no es bueno, pero estaríamos controlados (casi) totalmente por métodos subliminales, pensaríamos que somos completamente libres pero estaríamos aun más controlados que ahora.

El sistema político que se implantara ya no sera la democracia, ni existiría el capitalismo, en el futuro habría un sistema político en el que todos los ciudadanos tendrán un cargo especifico muy minoritario, no habrían dos personas que hagan lo mismo, cada persona sera encargada de hacer un trabajo durante un tiempo determinado no mayor a un año, y cumplido ese ciclo se intercambiaría por otro totalmente distinto y otra persona ocuparía su lugar, esto no tendría ninguna remuneración, pero se nos obligara subliminalmente a que lo hagamos y no poder rechazarlo, ningún cargo es más difícil que otro, este sistema político no contaria con un gobierno como lo conocemos ahora, todos seriamos el gobierno.

La cultura seria algo del pasado, no se encontraría ninguna diferencia entre ser de un sitio o de otro, porque el sistema estaría basado en el comunismo, donde cada persona tiene un trabajo que durara un año y sera especifico, y también tendrá que cambiarlo por otro cumplido el plazo. Habríamos perdido completamente las raíces y no habrá distinciones, todos tendríamos el mismo idioma, las mismas costumbres, el mismo poder adquisitivo, los mismos deberes.

El dinero no existirá, porque se nos pagaría con “permisos” para adquirir bienes por medio del trabajo, y todas las personas tendrían como deber trabajar, sin distinción de sexo ni edad.

La educación seria obligatoria para todos, y duraría toda la vida, existirá una sola materia que “trabajar” y seria “vida”, nos enseñarían a vivir la vida de la mejor manera posible, como afrontar cada día y cumplir la misión que tenemos como seres humanos, que sera la misma para todos.

Las ciudades estarían divididas en dos partes, claramente diferenciadas y imposibles de alterar, en una parte estarían los ciudadanos normales, comunes y corrientes con sus monótonas vidas, y en otro sitio aquellos que no cumplieran con el cometido de su vida, estaríamos continuamente vigilandonos unos a otros y todo el mundo estaría de acuerdo con quien no merece tener los privilegios de ciudadano, y seria expulsado a esta segunda zona, un lugar al que en estos años de civilización hemos alterado, desolado, desertado y no es posible la supervivencia.

La vida seria como dije algo totalmente monótono, sobreviviriamos a base de drogas y la satisfacción de saber que estamos haciendo lo correcto, no existirian las familias, amigos, cada persona viviría individualmente y nunca intentaríamos cambiar nada, viviríamos resignados.

Este es el futuro que imagino, esta claro que no es el futuro que me gustaría vivir, pero solo he seguido con el transcurso que están llevando las cosas, y no me queda otra idea que la que he expresado.

Saludos.

Si mañana se acabara todo…

Un domingo a la tarde, sin nada que hacer y con estres post-fiesta no tuve mejor idea que ponerme a ver un documental, esta vez sobre el universo.

En un momento aparece un científico ruso prediciendo que en el 2050 un meteorito colisionara contra la tierra y si no se hacia nada por pararlo acabara con el 90% de la población, por supuesto di por hecho que yo estaría dentro de esa cifra de gente.

Pero el problema no viene ahí, viene cuando me traslado al 2050, España, una hora antes de que todas las televisiones estuvieran dando el adiós a todos, que la gente estuviera en la calle llorando mientras otros tantos consumistas estarían en un centro comercial robando aquel bolso de marca que nunca pudo tener, otros tantos rezando a un dios llamado “X” que les llevara a un paraiso “Y”.

Yo seguramente estaría en la terraza de mi casa, con una cerveza en la mano y con la biografía de Cassius Clay, y me pregunto que pensaría?

Seguramente tendría que hacer un balance, de las cosas que me arrepiento de hacer y las que me arrepiento de no haber hecho, con que me quedo y que se puede perder en medio del meteorito.

Por muchas cosas que nos atan a esas normas que llamamos ética me he prohibido hacer unas cuantas cosas en mi vida que seguramente me hubieran hecho más feliz, pero que la moral nos quita la libertad y nos ahoga cada día, yo seria consciente de que no las hice pero que me hubiera gustado hacerlas, aunque estoy seguro de que si volviese a nacer tampoco las haría (sensación extraña), millones de cosas, porque en ese momento me daría cuenta de que no he hecho nada de lo que pude hacer, porque tenemos muchas posibilidades en la vida, y las vemos pasar por la ventana.

Pero lo que más me hubiese gustado es saber aprovechar el tiempo, poder decir cada día hoy he hecho todo, y no, “mañana lo haré” cada día, me hubiera gustado poder vivir las sensaciones y los sentimientos de una forma más natural y no tan artificial como ahora, todo tiene que estar contenido, todo tiene que gustar a los demás, todo tiene que ser social, todo tiene que ser políticamente incorrecto, que pena.

De las cosas que me arrepiento de hacer siguen la misma linea, desaprovechar el tiempo, dudar en momentos que no tenia que haberlo hecho y no tener una decision firme, quedarme con la sensación de que podría haber aprendido mucho más de lo que lo hice, no haber pisado a tanta gente para ser feliz (no soy un demonio, vosotros también lo hacéis). Me arrepiento de darle un valor mayor del que lo tiene a lo material, no nos vamos a quedar con nada cuando nos vayamos, ni lo material ni lo abstracto, pero creo que en el fondo seremos más felices quedandonos con lo abstracto.

Como decía un tema, la mayoría por no decir todas las alegrías y las penas nos las inventamos nosotros mismos, nos gusta vernos ahogados en el día a día y nos gusta inventarnos afectos donde no los hay, por eso en las cosas que no quería haber hecho, la de echar la culpa a nadie.

Me vienen a la cabeza millones de momentos y etapas que me gustaría haber vivido, pero que no voy a tener esa suerte, ver una España comunista, ir al entierro de gimenez losantos, un mundo sin religiones, sin pobreza, sin ong’s.

Pero la sensación es aun más extraña cuando despierto de ese estado de letargo y pienso con los pies en la tierra, aunque sepa todo lo que me pasaría y lo que quisiera cambiar si se acabara el mundo, no lo haría! volvería a cometer los mismos errores, no me interesa cambiar mi vida y quiero seguir igual de mal que hasta ahora, no se porque, pero es así, no voy a empezar a aprovechar el tiempo ni voy a intentar ser mejor persona, no se porque, pero es así, yo creo que vivimos por inercia. El ser humano es increíble.

No cambiéis.

El fraude de la llegada a la luna…

Interesantisimo este documental, ademas de estar muy bien hecho, no tiene desperdicio:

La injusticia es parte de la naturaleza…

Llevo toda mi vida reflexionando sobre todo, me gusta pensar que se le va a hacer, pero hay temas de los que se que por más que reflexione una vida no voy a poder conseguir llegar a el final.

Uno de ellos es la justicia, toda mi vida y creo que mucha gente se ha planteado como hacer la vida más justa, como hacer que la pobreza desaparezca, cual seria el sistema político y económico que consiga la tan deseada igualdad, como hacer que todos desde el nacer hasta el morir tengamos las mismas posibilidades.

Porque es una de las cosas que más me preocupan, aunque se que no voy a conseguir nada me gustaría romper esa utopía de la igualdad aunque veo que no avanzo en nada, solo me quedo repitiendo capítulos de la historia para ver en que momento se estuvo más cerca de eso, cual era el camino más acertado pero no encuentro una solución.

Ahora viene lo difícil, encontrar el porque no hay solución, quizás me hubiese gustado más no saberlo pero a mi modo de pensar lo tengo claro, porque la naturaleza es injusta de por sí, y intentar conseguir la igualdad es ir en contra de la naturaleza, y no se puede, siempre vamos a perder, ya se que es una opinión pesimista, pero a las pruebas me remito, y sino mirad a los animales, que son lo menos “culturizado” que nos queda en el planeta, hay desigualdad por todos lados, el más fuerte se come al más débil, el mejor posicionado acaba extinguiendo al desvalido, pez grande se come al chico.

Por eso nunca vamos a poder ir por el camino perfecto, el camino del bien no existe, las leyes son inventadas por el hombre y lo que es bueno es bueno porque algún iluminado dijo que lo era, y es por eso que no se ha conseguido hacer desparecer el hambre, es por eso que hay países explotadores y explotados, es por eso que hay jefes y empleados.

Como resumen, ni capitalismo, ni comunismo, ni democracia, ni dictadura, ni economía planificada, ni leyes prohibitivas, ni moral, ni ética. Nada va a hacer cambiar al ser humano, porque es un animal.

Con esto no quiero justificar ni decir que están bien las guerras ni que se exploten a gente en las minas de sierra leona, pero a mi modo de parecer, todo intento de conseguir la igualdad es inútil, quizás es el pesimismo que me ronda hoy, o quizás es que tenga razón.

“En la calle esta el talento y en la policía el pecado…”